lunes, febrero 04, 2008

Auxilio, mi bebé no toma el biberón, ¿acabará eso con mi profesión y mi matrimonio?

Siguiendo los consejos del método Brazelton comenzamos a darle a Amalia una de sus tomas de leche materna en tetero desde la tercera semana. Se la daba JM a la media noche mientras yo dormía, lo que era de gran ayuda y además les permitía a padre e hija tener un rato especial.
Yo me sacaba leche en la mañana y si tenía que salir a trabajar le dejaba suficiente para que tomara otros teteros durante el día.

Todo iba de maravilla, la niña, que acababa de cumplir tres meses, ya estaba comiendo cinco onzas en cada una de estas tomas. Yo me imaginaba una transición sin problema al destete, cuando de repente dejó de aceptar el biberón. Fue una noche en que JM se levantó como siempre a atender su llanto, le ofreció la botella y ella empezó a sacudir la cabeza, a tencionar las piernitas y a llorar a grito herido.

Después de una hora de lucha yo me levanté y JM, desesperado, me dice "Qué pena, no sé lo que pasa pero no quiere el tetero", así que le di el pecho y se calmó casi inmediatamente. A partir de entonces la misma escena comenzó a repetirse cada noche. tratamos de cambiarle los chupos de los teteros por unos más rápidos, las botellas angostas a anchas, pero nada servía.

JM se fue dando por vencido, tras cada "pelea" con la chiquita quedaba como herido con ella. "Pues si no quieres, te vuelves a dormir", le decía y la dejaba llorando en la cuna, o simplemente no se levantaba al oírla llorar y esperaba a que yo lo hiciera. Entonces comenzaron las peleas y recriminaciones veladas entre nosotros. A mi nunca me había gustado su forma de darle el biberón de la noche. No se preocupaba por descongelar leche con anticipación cuando hacía falta, dejaba que la niña llorara y me despertara en lugar de cargarla mientras calentaba el tetero, la llevaba a la sala y prendía el televisor para no dormirse en lugar de intentar romper lo menos posible el patrón de sueño de la niña, o dejaba la leche fuera de la nevera y se la daba al clima.

Entonces, como de todas formas los gritos me despertaban, yo me paraba y con cara de reproche empezaba a hacerle "sugerencias" o a remediar los posibles errores que creía, impedían que Amalia tomara su tetero. La niña seguía gritando, JM se ponía furioso de que yo viniera a decirle cómo hacer las cosas y se iba de vuelta a la cama pues, si yo me levantaba a "joderle la vida", de nada servía que él se siguiera despertando.

Poco a poco JM dejó de darle el tetero en la noche con lo que evitamos las peleas. La chiqita ya come sólidos, lo que alarga las horas de tomas y la ayuda a dormir muchas horas seguidas. Pero el problema sigue. He tratado de proponerle uno que otro tetero, pero no los acepta y desde el momento en que me huele empieza a desvestirme para que le de el pecho.

Ya no me siento tranquila de separarme de ella durante el día y dejarla con un tetero, así que si planeo una cita de trabajo no puede durar más de tres horas. Incluso he ensayado llevarla conmigo a hacer reportería pero es medio desastrozo. El otro día le hice una entrevista a un coronel retirado con la niña llorando y tuve que ponerme a amamantarla en la mitad de sus remembranzas de guerra. No creo que le haya dejado una impresión de gran profesionalismo, y por los gritos, la grabación fue casi imposible de decifrar.

Cuando Amalia no pasa derecho la noche yo empiezo a estar agotada y de mal genio y culpo en silencio a JM, que duerme tan tranquilo. Ahora le he empezado a enseñar a tomar jugo de una taza especial pero sólo acepta unos sorbos. Algunas veces, cuando no soy yo quien lo intenta, toma un poquito de biberón, pero nunca más de dos onzas. Espero que las cosas mejoren.

4 comentarios:

Somos Mamas dijo...

espero q este link te ayude:

http://mamasybebesblog.blogspot.com/2007/12/cuando-el-bebe-no-acepta-el-biberon.html

Natality dijo...

Muchas gracias. Esta muy bueno el post. Finalmente terminó sirviendome la técnica de irme de la casa. Tuve que dejar tres dias sola a la niña y desde el primer intento aceptó el biberón.

Jessica dijo...

Hola Natality
Estoy en las mismas que tú, mi bebe acaba de cumplir 3 meses y misteriosamente ya no quiere aceptar mas el biberón!! pero lo peor es que empiezo a trabajar en 15 días, estoy realmente preocupada, te agradeceré algún consejo, Mil gracias

michelledenisse11 dijo...

Hola Nataly

Estamos en las mismas mi bebe tiene 9 meses y apenas pesa 16 libras, todo porq no toma el biberon,come y toma liquido a sorbos, lo unico q lo complace es el pecho y para colmo de males ya casi no produzco lo suficiente para nutrirlo bien, tambien estoy desesperada.